Viabilidad de proyectos

Emprender un proyecto inmobiliario es una decisión que implica una importante responsabilidad tanto por parte de los inversores como de los promotores inmobiliarios. Por ello, es esencial llevar a cabo una serie de estudios de viabilidad inmobiliaria, de modo que estos proporcionen garantías de rentabilidad para ejecutar el proyecto.

Los que realizan este tipo de estudios no son los inversores, sino un partner con experiencia que se encarga de hacer un análisis del ambiente, calcular costes, plazos y del calendario general del proyecto. Para ello, se utiliza un predimensionador de mediciones y presupuestos; los precios son aportados por el generador de precios de la construcción mediante un software creado por una empresa especializada.

¿Cómo se realiza
un estudio de
viabilidad?

Estos estudios se realizan previo comienzo del proyecto y constituyen el primer paso en dicho plan inmobiliario. Tienen como objetivo crear una base sólida que sirva a los responsables de apoyo para tomar decisiones y minimizar los riesgos de inversión; de esta manera, hay mayores posibilidades de que el plan resulte ser rentable.

Para comenzar, en un estudio de viabilidad inmobiliaria se incluye la fecha de comienzo del proyecto, la duración prevista de las obras y los datos del solar: ubicación general, datos de los habitantes de los alrededores y superficie del lugar. A continuación se indica todo lo relacionado con datos económico-financieros.

Continuaremos desarrollando el proyecto en sí mismo: se define la tipología del inmueble, la cantidad… Y se tiene en cuenta la forma de adquisición del solar, su precio, la forma en la que se abonará y demás datos económicos como hipotecas e impuestos a tener en cuenta. 

Definir calendario

Posteriormente se sintetizan datos de construcción específicos: alturas, usos del espacio, costes por metro cuadrado, precios en que posiblemente se venderán las unidades. Por otra parte, el calendario general de promoción y ventas también se añade en esta sección.

Finalmente, se incluyen todos los datos de costes e ingresos, es decir, una recopilación de los datos antes mencionados, sumados a los gastos en personal, material utilizado para la construcción, costes de promoción y financiación, etc. Con todo esto organizado, los responsables estarán en condiciones de determinar la viabilidad del proyecto y terminar de definir el calendario de las acciones a realizar.

¿Necesitas más información?

Otras líneas de servicio

Tasaciones
Valoraciones
Estudios de Mercado
Viabilidad de Proyectos
Eficiencia energética
Auditoría de servicios